La sombra de Trump sobre nuestras elecciones

La sombra de Trump sobre nuestras elecciones

 

J. Jesús Esquivel

Corresponsal de la revista Proceso en Washington

@JJesusEsquivel

 

 

La sombra de Trump sobre nuestras elecciones

 

 

Washington – El gobierno de Donald Trump demanda al de Enrique Peña Nieto, más cooperación para “prevenir” el cruce de inmigrantes indocumentados a la frontera sur de Estados Unidos.

La exigencia será presentada directamente a Peña Nieto este 2 de febrero por Rex Tillerson, el Secretario de Estado del gobierno de Trump.

El mandatario estadounidense quiere amurallar la frontera entre su país y México, y que Peña Nieto en lo que le resta de mandato funja como una especie de agente migratorio estadounidense.

El Departamento de Estado al enlistar los temas que abordará Tillerson con Peña Nieto y con Luis Videgaray, Secretario de Relaciones Exteriores; dejó en la ambigüedad el tipo de cooperación que desea la Casa Blanca de Los Pinos.

La obsesión de Trump por cumplir su promesa de campaña; construir el muro en la frontera con México, expulsar y deportar a los inmigrantes indocumentados, parar el tráfico de drogas sin atender en su país los problemas de salud y educación pública que los genera; renovar a su antojo o eliminar al TLCAN tienen el potencial de doblegar a Peña Nieto en su obligación de evitar la injerencia de Washington.

Conociendo la forma cómo Trump maneja la política exterior, no es descabellado pensar que Tillerson demande a Peña Nieto restringir la libertad de movimiento de los mexicanos en la frontera norte del país y, atrapar y deportar inmediatamente y sin miramientos a los centroamericanos y ciudadanos de otros países que osen llegar a Estados Unidos a través del territorio mexicano.

La moneda de cambio de estas concesiones pude ser renegociar, ajustar o modernizar al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), sin la amenaza de anulación del impredecible Trump.

Tillerson podría doblar la posición nacionalista de Peña Nieto con otra propuesta; dejar de mencionar que México pagará el financiamiento de la construcción del muro en la frontera común.

Labia es lo que le sobra a la Casa Blanca del magnate de la industria de la construcción y presidente de Estados Unidos, adolece del cumplimiento de palabra y se excede en actos de manipulación.

Tomando en cuenta la posición entreguista del gobierno de Peña Nieto (no se olvide la expulsión del país del embajador de Corea del Norte por pedido del Departamento de Estado), Tillerson llega a México con grandes posibilidades de éxito en su encomienda.

Parar al tráfico de drogas es otro requerimiento que no es causa de alarma. Peña Nieto y Videgaray le pueden decir que si a Tillerson, sin embargo, el Secretario de Estado sabe que es una falacia ante el consumo de cantidades exorbitantes de narcóticos en su nación.

El jueves 1 de febrero por la noche, Tillerson ofrecerá una cena a “líderes políticos” mexicanos. Lo afirmó el Departamento de Estado sin revelar la identidad de esos “lideres” afortunados.

Es un misterio la integración de la lista a la reunión con Tillerson, pero se apuesta a que entre estos privilegiados líderes políticos no se encontrará Andrés Manuel López Obrador, o cualquier otro funcionario o representante de Morena. De eso sí hay garantía de que el gobierno mexicano se haya asegurado de que ocurra de esa manera.

En el país se habla constantemente de la presunta amenaza de que Rusia intente manipular las elecciones de julio. La presencia de Tillerson debería generar mayor angustia porque la posible injerencia de Trump en los comicios puede ser igual o más latente que la de Moscú.

Related posts

1 Comment

  1. Benjamin Azuara

    Los Reynosenses indocumentados tenemos
    5 obstáculos para cruzar las frontera norte.
    1. Migración Mexicana.
    2. El Río Bravo.
    3. Migración Americana.
    4. El Muro de acero.
    5. Delincuencia organizada.

    Contestar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *