La Torre de Babel y el muro de Trump

La Torre de Babel y el muro de Trump

J. Jesús Esquivel

Corresponsal de la revista Proceso en Washington

@JJesusEsquivel

 

 

 

 

 

La Torre  de Babel y el muro de Trump

 

 

Washington – La testarudez del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en vender la quimera de que México, de un modo o de otro, pagará por el muro que pretende edificar en la frontera sur de su país, no es asunto de dignidad ni soberanía de los mexicanos.

¿En qué nos puede afectar a la dignidad que Trump en su territorio construya lo que quiera? Que erija una Torre de Babel, si quiere. Es su territorio y el  dinero de su erario el que gastará para ello.

Indigna como mexicano que la Secretaría de Relaciones Exteriores de Enrique Peña Nieto, responda a las amenazas huecas de Trump.

En Twitter y en conferencias de prensa el presidente de Estados Unidos puede escribir y decir lo que se le venga en gana con respecto a su país. Está claro que el dinero para la construcción del muro fronterizo saldrá del bolsillo de los estadunidenses.

No hay necesidad, a menos que se sientan intimidados o hasta responsables de responderle a Trump con el argumento que lo hacen por cuestión de soberanía y dignidad. México no va a pagar por el dicho muro, eso está clarísimo.

Trump pidió al Congreso federal de su país un primer presupuesto por 2 mil 700 millones para seguridad fronteriza, de los cuales 1500 son para la primera fase del proyecto de infraestructura.

No se los quieren aprobar los demócratas del Capitolio porque saben que es un gasto inútil e innecesario. Conscientes son los demócratas que con el muro, Trump, ni parará a la inmigración indocumentada ni al flujo de drogas como presume.

El debate es una cuestión pragmática y de lógica, por eso los demócratas se oponen a amurallar toda la frontera con México como lo promete y quiere Trump.

Responderle al narcisista con un comunicado de prensa, expone a un Peña Nieto necesitado de respaldo, que usando un discurso patriotero piensa que puede conseguirlo.

¿Para qué desafiar a Trump cuando miente? Creo que al hacerlo Peña Nieto provoca que el presidente de Estados Unidos se ensañe más en exponer la debilidad y flaqueza de la presidencia mexicana.

Cuando Trump se ufana de que logrará que México desembolse los costos de la construcción del muro, le está hablando al electorado blanco, súper conservador e ignorante que lo hizo ganar la presidencia. Si a ese elector Trump le dice que México está en el continente africano, se lo van a creer e igual le gritarían que construya el muro y que obligue a los mexicanos a pagarlo.

¡Calladito te ves mas bonito!, dicen por ahí.

Ni la dignidad ni la soberanía están en juego por el muro.

Dejemos que lo construya y que lo paguen sus electores,  sólo Trump se cree que con ello acabará con la inmigración indocumentada y con el trasiego de drogas ilegales.

Para contener la imparable demanda y consumo de narcóticos, Estados Unidos, requiere de una efectiva política de salud y educación pública, pero eso, definitivamente no vende y no le sirve a Trump para seguir alimentando la ignorancia de su base electoral. “A gritos de borracho, oídos de cantinero”, recomiendan.

 

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *