Crean nueva autodefensa comunitaria en Guerrero

Crean nueva autodefensa comunitaria en Guerrero

Crean nueva autodefensa comunitaria en Guerrero 

Paola Atziri Paz

Habitantes de Tlacotepec, Guerrero, crearon una policía comunitaria e iniciaron este fin de semana un movimiento de autodefensa para hacer frente a la delincuencia organizada que opera en la zona considerada como el corazón del narcotráfico de la Sierra de Guerrero.

Los pobladores inconformes señalaron que ninguna de las autoridades ha ofrecido otra fuente de ingresos para alcanzar su desarrollo en la Sierra y acusaron al Ejército y Policía de “robar, extorsionar y secuestrar” a productores de marihuana y amapola, así como a personas que se benefician de la actividad del narco.

Además, informaron que se encargarán de proteger el corredor de drogas que conecta con los municipios de Apaxtla y Teloloapan, para garantizar la seguridad de habitantes de esta zona. Asimismo estarán respaldados por las guardias comunitarias denominadas Movimiento Adrián Castrejón de Apaxtla y La Tecampanera de Teloloapan.

La nueva Policía Comunitaria Tlacotepec (PCT)  está conformada por habitantes de 80 comunidades diferentes, quienes junto con alrededor de 3 mil pobladores de la sierra de Heliodoro Castillo marcharon este domingo en la cabecera municipal para anunciar el levantamiento armado y exigir paz ante los altos índices de extorsión, corrupción, secuestro y robo.

En la marcha participaron niños, niñas, mujeres y campesinos con pancartas que decían: “Marcha por la paz y seguridad pública”, “En la Sierra de Guerrero queremos paz”; “No secuestros, no extorsiones, no asaltos en carreteras” y “Queremos más seguridad, no violencia, no extorsiones queremos a la Policía Comunitaria”.

Durante la manifestación reclamaron a los tres niveles de gobierno el abandono en el que se encuentra la Región de la Sierra, donde la falta de empleos, educación y proyectos productivos, los ha orillado a la siembra de enervantes. Igualmente, pidieron que cese el hostigamiento del Ejército y la destrucción de plantíos que arrasan con otros cultivos legales.

“Lo que sembramos no es malo, pero no hay trabajo ya estamos chocados que las autoridades destruyan nuestro cultivo, espero que este mensaje le llegue a Peña Nieto, queremos trabajo”, dijo un habitante de la comunidad de El Ahuejote.

Hasta el momento, el gobierno de Héctor Astudillo Flores no ha fijado una postura sobre este hecho que exhibe la incapacidad de autoridad que existe en la entidad.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *