Pensionados de Veracruz: la dignidad frente al cinismo de Javier Duarte

Pensionados de Veracruz: la dignidad frente al cinismo de Javier Duarte

Alejandro Saldaña Rosas

Sociólogo. Profesor Investigador de la Universidad Veracruzana

Twitter: @alesal3

Pensionados de Veracruz: la dignidad frente al cinismo de Javier Duarte

 

Xalapa, Veracruz, 17: 30 horas del martes 22 de diciembre. La carretera a Veracruz sigue bloqueada a la altura de la Secretaría de Educación, frente a una de las principales plazas comerciales de la ciudad, Plaza Américas. La acción es llevada a cabo por jubilados e integrantes del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano. La causa: el gobierno de Javier Duarte de Ochoa ha incumplido sus compromisos y no ha pagado pensiones, retroactivo ni aguinaldo a más de 27 mil personas.

            Bloqueada la carretera, la ciudad ha quedado virtualmente paralizada, no obstante mucha gente se muestra comprensible por las causas del bloqueo: “¡Ya páguenle a los jubilados!” “¡Es indignante lo que hace este gobernador!” “¡No se vale que traten así a la gente que ha ganado su jubilación después de muchos años de trabajo!” Son algunas de las expresiones de la gente que se ve afectada por las protestas de este día. Con su digna lucha, los jubilados y pensionados se han ganado el respeto y la admiración de los veracruzanos.

            Las movilizaciones han ocurrido en las principales ciudades del estado, de sur a norte. El lunes 21 de diciembre, en Xalapa los jubilados cerraron durante más de 8 horas el centro de la ciudad y tomaron simbólicamente el edificio de gobierno, impidiendo la entrada y salida de empleados y funcionarios; días antes, el 10 de diciembre tomaron durante más de 10 horas la Secretaría de Finanzas y Planeación y bloquearon la avenida Ruiz Cortines. En aquella ocasión lograron que los representantes del gobierno del estado firmaran un documento (redactado a mano) en el que se comprometían a liquidar los adeudos pendientes, básicamente la pensión del mes de noviembre, el retroactivo de enero a octubre del aumento a las pensiones y el aguinaldo. Para tal efecto se fijó un calendario de pagos. Aquí el documento:

COMPROMISO

compromiso1

FIRMA DE COMPROMISO

compromiso2

            Cumplidos los plazos, los pensionados no recibieron el dinero que por derecho les corresponde, les pagaron sus cheques…. pero sin fondos. La burla y el cinismo del gobernador Javier Duarte de Ochoa indignó a los jubilados y pensionados. Es evidente que Duarte no quiere, o no puede, cubrir los adeudos. Y no olvidemos que girar cheques sin fondos es cometer un fraude, esto es, un delito.

            El Instituto de Pensiones del Estado (IPE) está en una grave crisis, pero no por falta de cotización de los trabajadores o por el incremento en el número de pensionados, sino por la opacidad de la gestión de sus finanzas, esto es, por la corrupción. ¿A dónde se ha ido el dinero aportado por miles de trabajadores durante treinta años, tiempo durante el cual no hubo jubilados? Durante décadas el IPE ha sido la caja chica del gobierno del estado y ahora, ante la debilidad financiera de la institución, los pensionados son los que están pagando los delitos cometidos por funcionarios de esta y varias administraciones anteriores.

            Javier Duarte ha tratado de paliar la crisis del IPE con varias iniciativas: envió al congreso del estado una para gravar con 12% las pensiones de los 27 mil pensionados y los casi 100 mil trabajadores en activo, a fin de obtener ingentes recursos para pagar a los pensionados con su propio dinero. La Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional la iniciativa. En días recientes, Duarte envió otra iniciativa al congreso estatal para que 137 municipios de Veracruz paguen sus compromisos derivados de la Ley de Pensiones del Estado mediante la retención de participaciones federales. Es decir, se pretende que el gobierno de Veracruz retenga recursos federales para cubrir las obligaciones en materia de pensiones, lo que estaría violando la ley al ser recursos etiquetados que no pueden usarse para pagar adeudos de los ayuntamientos. Una tercera iniciativa consiste en bursatilizar los recursos del IPE a fin, supuestamente, de obtener mejores tasas de rendimiento.

            De acuerdo con el gobierno duartista, la crisis en el IPE deriva de que las cuotas de los trabajadores en activo y de los patrones son insuficientes para cubrir las pensiones. Las cuotas, dice Duarte, suman 180 mdp mientras que las obligaciones son de 380 mdp, por lo que el gobierno debe aportar los restantes 200 mdp mensuales (http://e-veracruz.mx/nota/2015-03-03/estado/ipe-con-deficit-de-50-en-el-pago-de-pensiones-duarte). Difícil verificar estas cifras y habida cuenta la voracidad y la ineficacia del gobierno veracruzano, sería uno muy ingenuo en darlas por ciertas.

            La crisis del IPE tiene solución, como lo ha demostrado el Dr. Hilario Barcelata, colega de la Universidad Veracruzana. Para Barcelata la solución es eficientar y transparentar la gestión de los activos del IPE (edificios, hoteles, estacionamientos) y poner a trabajar mediante préstamos a sus agremiados (a una tasa del 12%) los 2,200 mdp que supuestamente están invertidos en la banca. De esta forma se generarían los recursos suficientes para cubrir los compromisos con los pensionados. La incógnita es ¿de verdad están depositados esos 2, 200 millones de pesos?

            El martes 22 de diciembre el gobierno del estado de Veracruz, a través del Secretario de Gobierno Flavino Ríos Alvarado, se comprometió a pagar sus deudas con los jubilados. Aquí el compromiso:

Compromiso3                       

            De acuerdo a información de la Coalición de Pensionistas Independientes del estado de Veracruz (COPIPEV), los adeudos comenzaron a cubrirse durante la tarde de este martes 22, luego de varias horas de bloquear la autopista al puerto de Veracruz. Pensiones y aguinaldos se han comenzado a pagar, no así los retroactivos, por lo que se han convocado a los agremiados a continuar con las movilizaciones este miércoles 23 a las 11 horas en la Plaza Regina (Plaza Lerdo).

            La dignidad de la lucha de los compañeros jubilados es ejemplar. Muchos y muchas de ellos están enfermos, cansados, diezmados, y aún así su orgulloso paso camina por calles veracruzanas bajo una consigna muy clara: ¡no falta dinero, sobran ladrones!

Related posts

3 Comments

  1. Luis Morales Rios

    Esperemos que la población Veracruzana, no olvide estos hechos encabezados por un gobierno priista y esto se vea reflejado en las próximas votaciones para gobernador. Una felicitación al licenciado Sociólogo Saldaña por la descripción de los hechos cronológicamente, me he informado mejor aquí, que en los periódicos y otros medios felicitaciones.

    Contestar
  2. Jimena Pérez

    Le falta poco para llegar a viejo al infelíz, cuando sea pensionado ojalá y su mesada no le alcance ni para comprarse un pan duro, estúpido, los verdadero culpables de los quebrantos en todas las ciudades de México, son estos políticos de porquería que tenemos, y de veras no el el PRI, ni el PAN, etc., son la basura de integrantes hambrientos no solo de poder sino de dinero, pobres idiotas cuando se mueran que los entierren con todo lo que se han robado para así ir limpiando nuestro país.

    Contestar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *