Aprueban diputados en “fast track” Ley de Seguridad Interior

Aprueban diputados en “fast track” Ley de Seguridad Interior

Aprueban diputados en “fast track” Ley de Seguridad Interior

Luz León

La Cámara de Diputados aprobó en “fast track” el dictamen de la Ley de Seguridad Interior, lo que permitirá que las Fuerzas Armadas asuman funciones de seguridad pública.

En pocas horas, con el voto mayoritario del PRI, PVEM y el Panal, los diputados aprobaron dicha legislación en comisiones y en el pleno, misma que fue turnada al Senado para su análisis y su próxima ratificación. En lo general contó con 248 votos a favor, 115 en contra y 48 abstenciones, mientras que en lo particular obtuvo 215 votos a favor, 101 en contra y cuatro abstenciones.

En tanto que las fracciones del PRD, Movimiento Ciudadano y Morena votaron en su mayoría en contra de esta legislación, ya que señalaron que permite la militarización del país, viola los derechos humanos, criminaliza las protestas sociales, aunado a que se le otorgan facultad sin control a Enrique Peña Nieto, entre otras cosas.
La Comisión de Gobernación, presidida por la diputada Mercedes del Carmen Guillén Vicente del PRI, aprobó el día de ayer el dictamen de la ley conformada por 34 artículos, divididos en seis capítulos y cuatro transitorios.
La ley deberá notificarse a la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional del Congreso de la Unión y a la Comisión de los Derechos Humanos (CNDH) a fin de publicarse en el Diario Oficial de la Federación (DOF), así como en las gacetas y periódicos oficiales de las entidades federativas.

El pasado miércoles, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) aseguró que la Ley de Seguridad Interior podría poner en riesgo el reconocimiento, respeto y protección de los derechos humanos. Respecto a los posibles riesgos que advirtió el organismo, se detalló que existen imprecisiones conceptuales “al mezclar el ámbito de la Seguridad Nacional con la Seguridad Interior que permitiría configurar, prácticamente, cualquier conducta como un riesgo a la misma, para lo cual no habría criterios objetivos sino una facultad discrecional genérica; la imposición de una reserva absoluta sobre la información que se genere”.

Durante el debate del día de ayer en la Cámara de Diputados, el diputado José Clemente Castañeda Hoeflich, de Movimiento Ciudadano y secretario de la Comisión de Gobernación, declaró que “esta ley no es un asunto menor, plantea un principio ambiguo de seguridad pública y mayormente de seguridad interior (…) cualquier cosa puede ser una amenaza a la seguridad interior”, al tiempo que dijo que abre la puerta al autoritarismo, al igual que le permite al poder Ejecutivo hacer uso de las Fuerzas Armadas para reprimir, ya que realizarán tareas que no les corresponden.

Related posts

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *