La importancia de cerrar ciclos

La importancia de cerrar ciclos

Claudia Soriano Segoviano. Psicoterapeuta Gestalt y Psicocorporal

Facebook: Psicoterapeuta Claudia Soriano Segoviano

Email: [email protected]

 

 

 

 

 

La importancia de cerrar ciclos 

“Si soltamos aquello que ya pasó se puede cerrar el círculo; puede surgir el espacio donde muere lo viejo y nace lo nuevo.” 

Bert Hellinger 

 

Cuando un ciclo en nuestra vida llega a su fin, del tipo que sea, muchas veces sentimos dolor por ese final y a la vez alivio. Perder o dejar ir algo conocido y familiar, nos provoca emociones encontradas, ya que terminando ese ciclo, ante nosotros se abre un panorama incierto, algo distinto va tomando forma en nuestras vidas. 

Volver a empezar puede ser un proceso que nos genere emoción si así nos disponemos a verlo, o puede ser también algo muy pesado y difícil de emprender, por el compromiso que implica.  

Claro que el dolor, el enojo y la nostalgia pueden estar muy presentes al cerrar un ciclo, y puede ser que sentirnos así nos impide avanzar y entonces podemos quedarnos atorados viviendo de los recuerdos que esa etapa nos dejó. 

Ponerle fin a una etapa y cerrar el ciclo puede ser un proceso largo a veces, sin embargo es necesario; no cerrarlo es permanecer atados al pasado. A veces, nos apegamos tanto al pasado que vamos por la vida sin cerrar ciclos, y eso sólo estanca nuestro presente y nos quita la oportunidad de vivir nuevas y mejores experiencias. 

Cuando ponemos fin a un ciclo de nuestra vida, es posible que podamos hacerlo recordando con cariño y sin dolor; podemos agradecer por lo que vivimos y ya no tener la necesidad de seguir ahí; entendemos la pérdida como una lección que nos está ayudando a crecer y a madurar, entendiendo también que haber terminado esa etapa no fue un fracaso que nos hizo débiles, sino una experiencia que nos fortaleció. 

Hay cosas que no podemos controlar y tampoco cambiar e intentar hacerlo sólo crea frustración. Aceptar que las cosas sucedieron así y no hay vuelta atrás es muy importante para cerrar el ciclo.  

Un factor fundamental para recomenzar un nuevo ciclo es la voluntad, ese es el motor que nos hace movernos hacia donde ahora queremos ir. Cerrar un ciclo requiere decisión, determinación y voluntad, no es posible que ocurra de otra manera. 

La vida en sí es un constante cambio, y tenemos las alternativas de resistirnos y padecer esos cambios, o bien fluir y aceptar que nosotros también cambiamos constantemente y evolucionamos. 

Hay cambios que nosotros no hemos decidido, y de los cuales no somos responsables. Ver eso nos permite agradecer la experiencia, tomar la parte que nos corresponde, y soltar la que no es nuestra para no seguirla cargando. Aceptar que lo que ocurre cuando cerramos un ciclo nos deja experiencia y aprendizajes, sean positivos o no, nos ayuda a crecer y facilita sentirnos agradecidos por ello. 

A veces las cosas suceden de una manera porque así era lo mejor. Es probable que no le encuentres la lógica y que tal vez no haya sido justo. Sin embargo no podemos cambiarlo, y aferrarnos a entender las cosas sólo crea desgaste, así que lo mejor es soltar y seguir tu camino.  

Puede parecer contradictorio, sin embargo recordar lo vivido en esa etapa de nuestra vida que cerramos nos ayuda a olvidar. Seguramente no todo lo vivido en esa etapa fue negativo, sólo que recordar los aspectos negativos nos ayuda a mantenernos firmes en nuestra decisión, ayudándonos así a no recaer en ese pasado. 

Por otro lado, si nos empeñamos en tratar de olvidar es muy probable que la ansiedad nos invada y con ella el sufrimiento. Es verdad, recordar puede doler y provocarnos enojo, esto será durante los primeros tiempos después de haber concluido esa etapa, ya que al irla soltando gradualmente esos sentimientos irán desapareciendo. 

Aprender a cerrar diciendo adiós es fundamental; eso representa un verdadero cierre. Y una vez que sintamos que lo hemos hecho, y que ya no tenemos pendientes al respecto, entonces nos encontraremos en el momento de idear y llevar a cabo nuevos proyectos. 

Ahora que estamos a un paso de cerrar este año, es uno de los momentos más propicios para hacer los cierres que queremos hacer. La energía de este tiempo ayuda muchísimo, así que si quieres aprovéchala. 

Recuerda que nuestra vida está compuesta por etapas y cada una de ellas cumple un propósito, la acción de cerrar cada etapa dejándola en el pasado nos libera y nos permite tener nuestra voluntad y ánimo en el presente, que a fin de cuentas es el único tiempo que realmente tenemos. 

Si sientes que no has podido cerrar una etapa de tu vida, permíteme acompañarte para que puedas hacerlo si así lo deseas. Mándame un mensaje de whatsapp al 5522558651 para hacer una cita. 

Related posts

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *