México, el único y verdadero paraíso

México, el único y verdadero paraíso

J. Jesús Esquivel

Corresponsal de la revista Proceso en Washington

@JJesusEsquivel

 

 

 

 

México, el único y verdadero paraíso

 

 

Washington – Las nuevas revelaciones sobre el exclusivo grupo de multimillonarios y políticos mexicanos que usan la evasión tributaria para engrosar sus fortunas, deja en claro una realidad: México es el paraíso para los delincuentes y no los países caribeños o europeos.

Los llamados #ParadisePapers que desmadejó el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), abrieron una Caja de Pandora de la que los nombres de los mexicanos más ricos salieron a relucir por ser los principales evasores de impuestos de todo México.

Respaldados por bufetes de abogados especializados en lavar dinero, los evasores tributarios con millones y millones de dólares en el bolsillo, nos ayudaron a reafirmar que desde la presidencia de Carlos Salinas de Gortari a la de Enrique Peña Nieto; las autoridades fiscales mexicanas les permiten burlarse de las leyes de una forma muy descarada.

Con la protección de leyes laxas de países como Barbados, Malta y Luxemburgo, entre otros, empresarios como Carlos Slim o Ricardo Salinas Pliego, ocultan a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), cantidades exorbitantes de millones de dólares inimaginables para los mexicanos comunes y corriente que pagamos impuestos.

Con empresas fantasma y gracias a la asesoría de firmas de servicios de inversión “offshore”, estos empresarios empobrecen a las de por sí lánguidas arcas de fondos del Estado ahorrándose el pago de impuestos.

Casi todos los nombres de los mexicanos que surgieron en los Paradise Papers están colocados en algún puesto de las listas de las mujeres y hombres más ricos del mundo.  

Los especialistas en divulgar las riquezas de los millonarios hasta hacen el cálculo del tamaño de las fortunas que poseen cada uno.

Esto quiere decir que la SHCP está enterada de que gente como Slim, por ejemplo; no le reporta al SAT los montos multimillonarios de los ingresos que le generan sus múltiples empresas naciones e internacionales. No obstante, la SHCP que dirige José Antonio Meade, lo tolera y le condona el delito.

Si no hubiese sido por el ICIJ y los Paradise Papers, Meade y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), seguirían en la quimera tributaria del club exclusivo de millonarios que controlan una parte significativa del Producto Interno Bruto (PIB) de México.

Tanto Meade como el SAT frente a semejante evidencia, prometieron investigar a fondo el asunto de los Paradise Papers. A Meade le urgen medallitas para sus intereses electorales como posible candidato del PRI a la presidencia en el 2018.

La pregunta aquí es saber si Meade tiene el talante requerido como para acusar a Slim o a Salinas Pliego del delito potencial de evasión tributaria. De estos mismos empresarios Meade requiere su respaldo y el servicio de sus empresas de comunicación para promocionar su candidatura. No se atreverá a patear el pesebre; lo puedo apostar.

Las pesquisas del SAT a los multimillonarios embarrados en los Paradise Papers serán como un oasis en el Sahara.

Los profesionales en el lavado de dinero internacional creen que el paraíso bancario y de inversiones están en el Caribe y en Europa. No señores, los Paradise Papers y los Panamá Papers ubican en México al verdadero e incomparable paraíso de la impunidad para todo tipo de delitos e irregularidades.

Related posts

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *