#Xalapa: economía y sociedad (Margensur)

#Xalapa: economía y sociedad (Margensur)

Alejandro Saldaña Rosas

Sociólogo. Profesor Investigador de la Universidad Veracruzana

Twitter: @alesal3 / Facebook: Alejandro Saldaña

 

Xalapa: economía y sociedad

 

El miércoles 25 de octubre se llevará a cabo el último foro de los “Diálogos Ciudadanos. Manantial de Ideas” convocados por el Presidente Municipal electo de Xalapa, el doctor en Ciencias Sociales Hipólito Rodríguez Herrero. El eje temático que nos reunirá en el Centro Recreativo Xalapeño es el desarrollo económico, ámbito del gobierno municipal en el que me ha invitado a colaborar Hipólito Rodríguez. Será un honor y una gran responsabilidad participar en el equipo de trabajo de la primera capital del país gobernada por MORENA.

          A lo largo de dos meses Hipólito Rodríguez y los regidores electos por MORENA han realizado foros temáticos para escuchar la voz de la ciudadanía xalapeña, sus quejas, sus propuestas, sus iniciativas; los temas abordados en los diálogos ciudadanos son: 1. Participación ciudadana, 2. Política social y cultural, 3. Desarrollo urbano e infraestructura, 4. Medio ambiente y sustentabilidad, 5. Igualdad de género, 6. Derechos humanos, seguridad ciudadana y protección civil, 7. Transparencia, rendición de cuentas y gobierno abierto. Corresponde el turno, el miércoles 25, a desarrollo económico. Es de esperar que la octava jornada del Manantial de Ideas siga en la misma tesitura que las precedentes: muy amplia participación ciudadana, gran cantidad de propuestas y enormes expectativas sobre el gobierno de Hipólito, quien, hay que decirlo, ha estado presente en todas las jornadas y tomado nota (literal) de las iniciativas de las y los xalapeños. El balance final de los diálogos ciudadanos se presentará a la sociedad xalapeña el día 8 de noviembre en el auditorio IMAC.

          La economía de la capital veracruzana, como la del resto del estado (y del país) está por los suelos. En Xalapa se expresa con toda nitidez el fracasado modelo neoliberal, con tres agravantes más: i) el expolio cometido por Javier Duarte; ii) la decisión del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares de sacar de la ciudad varias dependencias del gobierno estatal para llevarlas a Boca del Río, donde su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez preside el ayuntamiento; iii) la muy deficiente y corrupta gestión del todavía alcalde, el priista Américo Zúñiga. Asimismo, la inseguridad, la delincuencia, el cotidiano caos vial, la depredación ambiental y la pésima calidad de los servicios municipales contribuyen a generar un escenario desastroso para los habitantes de la capital de Veracruz. De esta forma, Xalapa atraviesa por el que muy posiblemente sea su periodo más oscuro, el más triste, el más desalentador.

          En Xalapa prácticamente no hay industria, la economía depende del comercio y los servicios, lo que se expresa en que poco más del 80% de la Población Económicamente Activa se ubica en el sector terciario. No es de extrañar, por ende, que los mayores empleadores son el gobierno del estado, la Universidad Veracruzana y el gobierno municipal. Otras instituciones educativas de carácter privado, hoteles y restaurantes y el comercio al por menor son otras importantes fuentes de empleo para las y los xalapeños.

          El reto de la próxima administración municipal será relanzar la actividad económica con una perspectiva incluyente, productiva (no especulativa), sustentable, que ponga especial atención en la generación de empleo en los sectores sociales más vulnerables. El reto es lograr que la economía esté al servicio de la población (y no al revés como ocurre en el actual modelo), por lo que impulsaremos diversos modelos de emprendimientos: micro, pequeñas y medianas empresas, cooperativas, empresas mixtas, etc. Se trata de dar un giro a la actividad económica a fin de apoyar la economía solidaria a través de cooperativas, mutualidades, organizaciones de consumidores, cajas y fideicomisos de crédito, entre otras posibilidades. Asimismo, es imprescindible estimular el mercado interno regional a efecto de incentivar la producción agropecuaria local.

          Por otra parte, la reactivación de la economía xalapeña implica la eliminación total de la corrupción. En las reuniones que hemos tenido con las cámaras empresariales, a sus dirigentes les hemos pedido que nos ayuden a difundir un mensaje entre sus agremiados: “no habrá moches, mordidas, entres, diezmos o como quieran llamarle”. Tolerancia cero a la corrupción: quien pida “moche” será despedido y se le fincarán responsabilidades legales. Es muy importante crear las condiciones de certidumbre y confianza para que los inversionistas apuesten por Xalapa, lo que también nos obliga a una administración eficiente y transparente. La ventanilla única empresarial debe funcionar con atingencia, amabilidad y eficacia; también se hará todo lo posible para que los trámites y gestiones se realicen vía electrónica, lo que a su vez abonará a la construcción de un gobierno abierto y transparente. La eliminación total de la corrupción permitirá a los empresarios locales concursar con equidad y transparencia por los proyectos de obra pública que se impulsarán desde la administración municipal.

          Es imprescindible impulsar la innovación como uno de los principales detonantes de la actividad económica. Para lograrlo es necesario generar una cultura del emprendimiento en escuelas y universidades a fin de que los jóvenes desarrollen proyectos empresariales de base científica, tecnológica y creativa. Toda vez que estos emprendimientos son los que más valor añadido generan, su derrama económica es mayor. Industria del software, robótica y tecnologías alternativas son algunas de las áreas de mayor oportunidad para los emprendimientos basados en ciencia y tecnología.

          Para que la innovación sea el eje de la actividad económica de punta se requiere construir un ecosistema que la favorezca. El ecosistema de innovación debe identificar y potenciar los activos intangibles (talento humano) de la región. Para el caso de la zona urbana de Xalapa (que incluye a Banderilla, Coatepec, Zapata, etc.) el talento humano está diversificado esencialmente en tres vertientes: i) artistas (arte escénico, diseño gráfico e industrial, artes plásticas, etc.); ii) científicos “duros” (químicos, físicos, matemáticos); iii) ambientalistas (biólogos, científicos sociales). Obviamente hay muchos más pero si logramos articular al menos a estos tres sectores habremos logrado mucho.

          La propuesta para reactivar la economía de Xalapa se construye a través de la transparencia y cero corrupción, por una parte, por otra parte es necesario impulsar el empleo en barrios, colonias y congregaciones, lo que se hará a través de un amplio proyecto de agricultura urbana que generará alimentos, empleo, redes solidarias y sentido de pertenencia colectiva. El proyecto de agricultura urbana (huertos) es sin duda una de las acciones más importantes del gobierno encabezado por Hipólito Rodríguez.

          Asimismo, es necesario detonar el turismo cultural mediante la ampliación de la oferta generada por las empresas creativas y culturales que hay en la región, pero también para generar ingresos mediante la venta de servicios a otros sectores económicos. Xalapa puede –debe- ser la capital cultural de México, o cuando menos del oriente del país.

          Los cambios que requiere la reactivación de la economía sólo podrán lograrse con la participación de la ciudadanía. Al gobierno municipal le corresponde generar las condiciones óptimas para que los diferentes sectores de la sociedad xalapeña desplieguen su talento, su creatividad, su inteligencia, sus capacidades todas. Hay mucho talento en esta ciudad. Hay mucha energía social y capacidad de trabajo. Hay mucha imaginación y voluntad de cambio. Los más de setenta mil votos con los que Hipólito Rodríguez ganó la elección son la fuerza con la que pondremos en marcha una nueva etapa en la vida de la capital de Veracruz.

          Hace unos días, en una reunión del equipo de trabajo de la próxima administración, propuse que en su momento gestionemos recursos para contratar los servicios de alguna institución de prestigio (puede ser la UV) a efecto de hacer una evaluación del desempeño del gobierno municipal que apunte a identificar si nuestro trabajo está marcando un punto de inflexión en la biografía de las familias xalapeñas. Si logramos dejar una pequeña huella en las trayectorias biográficas de las y los xalapeños, habremos logrado nuestro objetivo. Si no lo logramos, habremos fracasado.

 

Related posts

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *