Larga vida y larga lectura a Rius

Larga vida y larga lectura a Rius

Martín Arceo

Conductor de Santos Cómics y

columnista en La Jornada

 

 

 

 

 

 

Larga vida y larga lectura a Rius

 

La historieta mexicana se cubrió de luto este 8 de agosto. Rius, pilar del periodismo hecho cómic; humorista sagaz, certero y cabrón; divulgador del libre pensamiento, la política, las artes e incluso el naturismo, murió a los 83 años de edad en Tepoztlán, Morelos.

            Autor de más de 120 libros realizados principalmente en collages de fotocopias pegadas sobre lo que serían sus originales, creador de Los Supermachos primero y a continuación, víctima de censura, de su sucesora Los Agachados, historietas que de acuerdo con el ilustrador Carlos Ostos “desgraciadamente, después de medio siglo, siguen siendo totalmente vigentes. Los vicios y defectos del país que retrató Rius en esas páginas no han disminuido ni tantito, al contrario, ahora el pobre México está mucho peor que aquel jodido San Garabato”.

            Eduardo Humberto del Río García, oriundo de Zamora, Michoacán, enseñó metalenguajes, de política y de estilos de vida alternos al establishment desde finales de la década de 1960. Al recordarlo por su fallecimiento Luis Gantús, experto en historieta y fundador de la Convención de Historietas Conque, escribió en Facebook:

            “LA CULPA LA TUVO RIUS, porque por él, por sus libros, por su obra muchos de nosotros nos descubrimos y reinventamos. LA CULPA LA TUVO RIUS porque nos enseñó a defender nuestras ideas y cuestionarnos y descubrir las terribles verdades disfrazadas de bellas mentiras. LA CULPA LA TUVO RIUS porque abrió ventanas donde todos cerraban puertas.”

            Generoso, Rius acudió a la primera Conque celebrada en 1994 en el Polyforum Siqueiros. Ahí convivió con el no menos grande Sergio Aragonés y con los chamacos que conformamos el comité organizador del evento. Ahí lo conocí y las pocas veces que conviví después con él corroboré la generosidad que Elena Poniatowska le describió: “ha guardado siempre un bajo perfil a lo largo de su carrera y ha sido todo, menos avorazado. Al contrario, Rius es posiblemente el hombre más generoso de la tierra” (http://www.jornada.unam.mx/2016/12/04/cultura/a04a1cul). 

            Esa generosidad movió a Augusto Mora, sucesor de Rius en hacer periodismo con historietas, a escribir: “Va a dejar un espacio vacío en el corazón de muchos de nosotros”. De su lado, Jorge Break, ilustrador al estilo japonés y primer invitado del programa de rompeviento.tv ¡Santos Cómics!, reclamó: “Una generación de artistas gráficos EXTRAORDINARIOS se nos va. No sé con qué carajos vamos a llenar estos huecos en la cultura de la gráfica mexicana. Y yo lo lamento muchísimo”.

            Mucho me duele la partida de Rius, pero puedo contestar a Break con el trabajo de Mora, becario del Fondo para la Cultura y las Artes que demanda la justicia con su trabajo, disponible en libros que él edita y publicados por La Cifra Editorial, cuya historieta ¿A dónde nos llevan?, que presenta la tragedia de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, puede verse gratuitamente en http://muertequerida.com/FTP/Adondenosllevan.pdf.

            José Luis Pescador también continúa con el legado de Rius, al realizar en acuarela su primoroso y preciso cómic Tetelcingo: Fosas del olvido, que también se ve en línea, en http://www.uaem.mx/difusion-y-medios/publicaciones/otros/files/comic-tetelcingo-fosas-del-olvido.pdf. Se va quien dispuso el terreno, nuevos autores llegarán para continuar su labor. Larga vida y larga lectura a Rius.

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *