Más de 10 mil reos han sido liberados en CDMX por nuevo Sistema de Justicia Penal

Más de 10 mil reos han sido liberados en CDMX por nuevo Sistema de Justicia Penal

Más de 10 mil reos han sido liberados en CDMX por nuevo Sistema de Justicia Penal

Luz León

La Subsecretaría del Sistema Penitenciario informó que debido al nuevo sistema penal acusatorio, se reportó que en las 13 prisiones de la Ciudad de México hay 10 mil 276 reos menos.

Las autoridades señalaron que de los 39 mil 223 hombres y mujeres que se encontraban en dichas cárceles, hasta el jueves 2 de agosto se registraron 28 mil 957, lo que representa una reducción del 26 %. Si esto continúa de tal forma, se tiene estimado que para finales de año se llegue a la liberación de 27 mil 304 personas.

Asimismo, no sólo ha aumentado la cantidad de presos que salen de los penales, sino también ha disminuido el número de personas que ingresan a los mismos, debido al nuevo Sistema de Justicia Penal.

En 2014, el promedio que ingresaba a las cárceles era de 55 personas por día, mientras que este año son 10 personas al día.

El subsecretario de Sistema Penitenciario del Distrito Federal, Hazael Ruiz Ortega, aseveró que debe haber cambios al sistema penal, así como endurecimiento de las sentencias para los reincidentes.

Por otro lado, según Ruiz Ortega, las modificaciones tienen aspectos favorables, como el hecho de que al haber menor población hay mejor atención a los presos, de ahí que afirmó: “En el Reclusorio Sur ya no hay sobrepoblación, al día de día hoy [2 de agosto] tenemos 4 mil 66 internos y la capacidad instalada es de 5 mil, por ejemplo. Otro que ya no tiene población es el famoso Centro de Readaptación Social de Santa Martha, donde están los chavos de hasta 30 años con delitos no graves, sentencias hasta 10 años; ahí está también el Diamante”.

Sin embargo, expertos en materia legal han señalado que si bien el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio posibilita una oportunidad para respetar los derechos humanos de las mujeres, todavía no existe infraestructura y las personas encargadas de impartir la justicia actúan de manera deficiente.

Con la implementación de este nuevo sistema hubo cambios normativos, entre los que se encuentran la restricción de la prisión preventiva obligatoria solamente para los delitos de violación, trata de personas, delincuencia organizada, homicidio doloso, delitos cometidos con armas y explosivos, atentados a la seguridad de la nación, el libre desarrollo de la personalidad y a la salud.

Hazel Zamora Mendieta y Montserrat Antúnez Estrada, de Cimacnoticias, indicaron que “la reforma obligó a jueces y ministerios públicos a evaluar si las víctimas del resto de los delitos, en especial cuando se trata de violencia contra las mujeres, están en situaciones de riesgo ante sus agresores; por lo que deben de determinar si es necesario aplicar la medida de prisión preventiva durante el proceso judicial hasta que se dicte sentencia.

De acuerdo con David Peña, abogado del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social A.C, “la violencia de género es considerada en este nuevo sistema un atentado contra los Derechos Humanos”.

Por otra parte, el abogado Peña apuntó que una de las fallas es que “no existen aún pulseras de monitoreo para los acusados, o capacidad de vigilar las órdenes de restricción cuando se les otorga libertad condicional, y muchos de estos avisos restrictivos se dan en los casos de violencia familiar”.

Te invitamos a ver la siguiente cápsula referente a este tema, dado que a un año del nuevo Sistema de Justicia Penal con el que diversos delitos dejaron de ser graves, cabe preguntarse ¿cuáles son sus retos? ¿Es verdad que el aumento en los índices de violencia en México se debe a este nuevo sistema o más bien a la ineficiencia de las fiscalías y procuradurías?

Con información de El Universal y Cimacnoticias

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *