Caravana contra el Miedo: emergencia humanitaria en EUA

Caravana contra el Miedo: emergencia humanitaria en EUA

Ernesto Ledesma Arronte

Director de Rompeviento TV

@eledesmaa

 

Caravana contra el Miedo:

Emergencia humanitaria en EUA

 

 

 

Ellas y ellos están parados en medio de algo parecido a un coliseo romano. La pobreza, la discriminación y la búsqueda de un paraiso soñado les llevó ahí. No saben qué bestia va a salir de esas compuertas ubicadas en el norte del coliseo… del hemisferio, el Minotauro de la isla de Creta o algunos orcos de Tolkien, de El Señor de los Anillos. Ellas y ellos no van juntos, van separados, cada una y cada uno tendrá que pararse solo, en el medio del miedo, y deberá esperar para saber qué bestias saldrán de las compuertas…

 

Respirar el miedo…

 

Frente a un escenario que provoca miedo extremo, se tiene la opción de huir, de pararse, de rodearlo o confrontarlo. En el método del Eneagrama, Agra Contra significa ir contra el miedo… confrontarlo, #AgainstFear. Hay tiempos y momentos en la vida en los que no hay para dónde hacerse, no hay a dónde huir, cómo rodear, y quedarse parado, sin moverse, es inmolarse. En veces se llega un tiempo donde la única opción es ir agra contra, #AgainstFear, contra el miedo, contra el Minotauro, contra los orcos, #AgainstFear… pero no solos.

 

La Caravana contra el Miedo (www.caravanagainstfear.org) recorrió los estados fronterizos de Estados Unidos con México. A lo largo de poco más de 8,800 kilómetros (5,500 millas), anduvo buena parte de las geografías de California, Arizona, Nuevo México y Texas.

 

La Caravana contra el Miedo fue una acción binacional de organizaciones de México y los Estados Unidos, fuertemente impulsada y coordinada por el sindicato Unión Internacional de Empleados de Servicios (SEIU United Service Workers West ), por Global Exchange, organización de derechos humanos con sede en San Francisco, California, con estatus consultivo en Naciones Unidas; y por coaliciones y organizaciones como el Colectivo Migraciones para las Américas, Comunidad Ciudadana en Búsqueda de Desaparecidos en Tamaulipas, Red Fronteriza por los Derechos Humanos (The Border Network for Human Rights), Korean Resource Center Los Angeles, National Day Laborers Network, Southern Border Communities Coalition entre otras, que trabajan en la defensa de los migrantes, los derechos humanos y el derecho a la información.

 

Uno de los grandes aciertos del SEIU fue incorporar en la caravana a las trabajadoras y los trabajadores agremiados al sindicato. Así, la mayoría de los y las caravanistas eran trabajadoras de mantenimiento de oficinas (janitors) y trabajadoras de seguridad (security guards).

 

La caravana fue una mezcla de estadounidenses (la mayoría con raíces afroamericanas y latinas), centroamericanas/os, mexicanas/os, coreanas/os, todas y todos, de una u otra forma, con historias de abuso, acoso, maltrato, explotación y discriminación. Pero fueron ellas, las mujeres, quienes más tomaron el micrófono y la palabra. Ese cruce de historias entre quienes radican en California, Arizona, Nuevo México, Texas y México fue muy revelador. Espejos que se reflejaban entre sí…

 

Diversos medios de comunicación de México, Estados Unidos y otros países dieron cobertura a la Caravana contra el Miedo.

 

Medios mexicanos como Rompeviento TV, Aristegui Noticias y Pie de Página (de la Red de Periodistas de a Pie) dieron cobertura a todo el recorrido. Lo mismo hicieron diversos medios estadounidenses, como Univisión, Telemundo, Fox News y Radio Bilingüe (en cadena nacional). Los Ángeles Times cubrió la caravana en su paso por el estado de California. Medios de comunicación de otros países, como Radio Cope (en cadena nacional en España) y Radio Programas (en cadena nacional en Perú), también se sumaron a esta iniciativa.

 

La Caravana contra el Miedo puso el foco en siete ejes rectores:

 

1- Denunció la persecución, estigmatización y criminalización de migrantes y refugiados.

2- Exigió un alto a las deportaciones y la separación de familias.

3-  Exigió un alto a la criminalización de las personas que solicitan asilo político.

4-  Manifestó su rechazo al muro entre Estados Unidos y México.

5- Rechazó la militarización de la frontera.

6-  Demandó a los gobernantes estatales y locales de los estados fronterizos de Estados Unidos defender a los inmigrantes.

7- Impulsó el Paro Nacional y las movilizaciones del 1º de mayo de 2017 en Estados Unidos, en defensa de los inmigrantes.

 

La Caravana contra el Miedo fue y es lo que su nombre señala, contrafóbica, responde a una agresión directa, pública, racista… inhumana. La Caravana contra el Miedo fue y es una reacción de vitalidad, o sea, de vida, esto es, una reacción contra la muerte.

 

Tal vez algunos de los que tuvimos la oportunidad de dar cobertura completa a la caravana podíamos suponer los estragos y las consecuencias de la llegada del presidente Donald Trump a la Casa Blanca, pero, como suele suceder, la realidad superó la ficción. Me queda nítidamente claro que ningún medio de comunicación ha logrado transmitir en su exacta dimensión la emergencia humanitaria que hoy en día padecen los migrantes en los Estados Unidos.

 

“No es difícil, no es triste, es una tragedia”, fueron las palabras textuales de la hermana Rosemary Welsh, una de las principales cabezas de La Casa del Ministerio de la Misericordia en Laredo, Texas (Mercy Ministries of Laredo). Si alguien tiene un medidor preciso de lo que sucede ahí abajo, con los inmigrantes, son las personas que trabajan en los albergues o ministerios religiosos, quienes día y noche, los 365 días del año, dan respiro y cobijo a miles y miles de inmigrantes que viven y trabajan en los EUA, y a los que recién llegan al país de las barras y las estrellas, con el cuerpo y el alma espinados después de cruzar los desiertos de la muerte.

 

El miedo es invisible, pero tiene olor, y el olor afecta los sentidos. ¿Cómo enfrentar a un gobierno que considera que tu calidad de inmigrante te convierte, de facto, en el enemigo interno de esa nación? ¿Cómo se mide el impacto del miedo de una población frente a su propio gobierno?

 

Miedo a llamar a la policía para pedir ayuda. Miedo de ir a la clínica y que te pidan “los papeles”. Miedo de ir a la escuela. Miedo de regresar de la escuela y no encontrar a tus padres en casa porque fueron deportados. Miedo de ir al trabajo y que “te caiga” la migra. Miedo a inscribirte en un curso de baile, de danza, de dibujo, de atletismo… ¿Y si te cae la migra y te deporta? Miedo a inscribirte a una escuela o a la universidad. Miedo a caminar en la calle bajo el riesgo de ser detenido por alguna patrulla y que te pida tus papeles. Miedo de ir al doctor… “Los papeles”… Miedo a pedir asilo político después de huir de la violencia en tu país. Miedo de ir a las compras y que te agarre la poli o la migra y te pida tus papeles. Miedo a denunciar el acoso o la violación sexual de un empleador porque te manda la migra. Miedo al abandono de dios…

 

El permiso de permanecer en los Estados Unidos se traduce en una expresión coloquial: “Los papeles”… siempre y para siempre… “los malditos papeles”, los “fucking papeles”.

 

Lo primero que hizo el presidente Donald Trump al llegar a la Casa Blanca fue convertir todo el territorio estadounidense en el Isengard de El Señor de los Anillos, aquel lugar donde se fabricaban orcos y que era a su vez tierra de cruentas batallas. Trump convirtió las instituciones migratorias, como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y las corporaciones policiacas, en una suerte de cavernas primitivas. Giró instrucciones y soltó a los orcos a la caza de inmigrantes. La barbarie llega a tal extremo que tanto el presidente Trump como una larga lista de gobernadores y congresistas pretenden que sea obligatorio que las universidades, las escuelas, los hospitales y centros de salud, los sheriffs de los condados, y el universo entero, entreguen a los inmigrantes a los orcos.

 

Los impactos de la era Trump brincan como conejos locos por todos lados. Los frentes de ataque provienen de distintas áreas estratégicas. Aquí colocamos piezas sueltas, pero articuladas entre sí, que la Caravana contra el Miedo fue reconociendo durante su recorrido.

 

Leyes antiinmigrantes

 

Los impactos de la llegada de Trump se traducen en una cantidad infinita de indicadores que todavía no alcanzamos a dimensionar. La Caravana contra el Miedo se convirtió en un gran lente, que hizo zoom sobre el miedo y sus impactos, hizo zoom ahí, abajo. No había una mejor forma de registrar la pesadilla que se vive ahí, que recorrerla y respirar el miedo de los inmigrantes y sus repercusiones. No sólo es Trump, él puede representar las corrientes racistas que existen en los EUA, pero también está el vicepresidente Mike Pence, todo el gabinete y toda la corriente de gobernadores, congresistas y senadores federales y estatales, también racistas, que adquirieron un poder mayor con el nuevo gobierno.

 

Texas es un vivo ejemplo de lo anterior. Tiene razón la Red Fronteriza por los Derechos Humanos, con sede en El Paso, cuando dice que Texas es el epicentro de las políticas antiinmigrantes en los Estados Unidos, y por si eso fuera poco, Arizona y Nuevo México quieren disputarle el liderazgo. En sólo una semana se aprobaron las leyes SB4 (“anti ciudades santuario”) y SB 1018, una cruel medida empresarial que autoriza la certificación de los Centros de Detención para Inmigrantes para que operen como guarderías. Texas tiene en la actualidad poco más de 40 propuestas de ley antiinmigrantes.

 

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca generó un cambio en la estrategia legislativa, si una ley antiinmigrante no pasa en un Estado, realizan un breve cambio en el texto y la vuelven a proponer una y otra vez hasta que pasa.

 

El miedo a denunciar violaciones sexuales

 

Estadísticas aportadas por el Jefe de la Policía de Houston (Houston Police Chief), Art Acevedo, son otro dramático botón de muestra del impacto de las políticas impulsadas por Trump. Acevedo reveló que las denuncias de mujeres hispanas víctimas de violación sexual se redujeron en un 42.8 % en los primeros tres meses de 2017, en comparación con el mismo periodo de 2016. También en Los Ángeles, California, descendieron las denuncias de violación sexual entre las mujeres hispanas en un 25 % en los primeros tres meses del año. En contraparte, hubo un incremento del 8.2 % en las denuncias de víctimas de violación sexual no hispanas en ese mismo periodo.

 

Sin tener cifras específicas, durante su recorrido, la Caravana contra el Miedo documentó los casos de algunas trabajadoras de mantenimiento de edificios del SEIU que sufrieron violaciones sexuales por parte de sus empleadores, bajo la amenaza de llamar a “la migra” si ellas denunciaban. Todas ellas afirman que con la llegada de Trump la situación se ha vuelto más crítica, particularmente porque los empleadores se sienten protegidos por la nueva administración.

 

Más detenciones de inmigrantes

 

Desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y hasta mediados de marzo pasado, el servicio de inmigración (ICE) arrestó a 21 mil 362 inmigrantes, esto es, 237 inmigrantes por día. De ellos, 5 mil 441 no tenían antecedentes criminales. Pero esta ultima cifra es en realidad mucho mayor si se considera que para el gobierno estadounidense tener “antecedentes criminales” puede ser haber cometido una falta de tránsito o haber ingresado al país sin documentos.

 

En este contexto, el 26 de abril de 2017, cuando la Caravana contra el Miedo se encontraba en el estado de Texas, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos inauguró la Oficina de Enlace para Víctimas de Crímenes cometidos por Inmigrantes (VOICE por sus siglas en inglés), que servirá para denunciar específicamente a los inmigrantes.

 

El gran negocio de los Centros de Detención de Inmigrantes

 

El abogado Carlos Spector, único jurista que ha logrado 12 asilos políticos para mexicanos y mexicanas, reveló que sólo en la región de El Paso y Nuevo México existen en la actualidad cinco Centros de Detención de Inmigrantes y se están construyendo cuatro centros más. Como parte de las políticas que cambiaron para dichos centros con la llegada de Trump, ya no se permite a los solicitantes de asilo vivir su proceso en libertad; ahora son obligados a permanecer recluidos, en condiciones deplorables.

 

Spector considera que existe una conspiración binacional entre los gobiernos de México y Estados Unidos: “En México, el Estado persigue a su gente, y el gobierno de EUA los encarcela”. Los Centros de Detención de Inmigrantes se han convertido en un gran negocio para compañías como GEO Group y Core Civic (CCA), las dos corporaciones que construyen y administran cárceles y centros de detención migratorios privados y cuyo propósito es encarcelar a la mayor cantidad posible de indocumentados, al grado que sus acciones han tenido un incremento de 87 % para GEO Group y 125 % para Core Civic.

 

El norte y el sur de México, y el sur de los EUA

 

Miles de civiles de México y Centroamérica siguen intentando llegar a los Estados Unidos huyendo de la violencia y la pobreza extrema en sus distintas regiones. Por su parte, el gobierno de Donald Trump ya ha deportado a más de 50 mil mexicanos en sus primeros tres meses. Miles y miles de mexicanos, centroamericanos y caribeños quedan varados en el norte de México, expuestos a coyotes que han incrementado sus costos por cruzarlos hasta en un 300 %, expuestos a la corrupción de las autoridades mexicanas y de los agentes aduanales de los Estados Unidos y de México. Miles y miles de migrantes han quedado varados como mano de obra barata, masiva, desechable, a merced de todo tipo de células del crimen organizado y para el trasiego de drogas en el norte de México y el sur de los EUA.

 

El norte de México y el sur de los Estados Unidos pasan gradualmente de una emergencia a una crisis humanitaria. ¿Se avecina una tragedia humanitaria de dimensiones desconocidas?

 

Táctica y estrategia

 

La táctica es golpear directamente a las organizaciones, instituciones, medios de comunicación y ciudadanos que se oponen a las políticas racistas, xenófobas e inhumanas de la administración de Donald Trump: auditorias a ONG o sindicatos, recortes presupuestales a sherifs que no aceptan desempeñar funciones del ICE, fin o reducción de los recursos públicos destinados a las radios o televisoras públicas poco afines al gobierno; detención y deportación masiva de inmigrantes o de jóvenes beneficiados con el DACA, para generar paralisis y miedo… Esos son sólo algunos ejemplos de esta táctica.

 

La estrategia. El abogado Carlos Spector ha dicho que “en México se violan los derechos humanos, violando la ley, y en Estados Unidos se violan los derechos humanos implementando la ley”. ¿Qué le inquieta más a la sociedad civil de los Estados Unidos, que sus autoridades violen los derechos humanos o que violen la ley? La estrategia de los orcos consiste en crear más leyes antiinmigrantes que multiplican las violaciones a los derechos humanos y agudizan la emergencia humanitaria. El enemigo ya no sólo es externo, ahora también es interno, la estrategia es someterlo y eliminar los santuarios humanitarios en el amplio sentido de la palabra.

 

La reacción

 

Toda acción provoca una reacción. La Caravana contra el Miedo es sólo una pequeña muestra de organización y resistencia, que se suma a las decenas de movilizaciones que se van gestando a lo largo y ancho de los EUA. Un ideal muy particular es que las organizaciones de base (grassroots organizations) y los sindicatos formen un bloque con una agenda común. Nunca se han necesitado tanto como ahora. Es también tiempo de que los estudiantes, académicos y universidades de los Estados Unidos se encuentren y se hablen. Sería útil y deseable que organizaran otras caravanas dentro de su país, para conocer de viva voz, sin manipulación alguna, los horrores que ahí están sucediendo.

 

Aquí no hay Elfos, aquí hay inmigrantes, miembros de la comunidad LGBT, afroamericanos, latinos, musulmanes, enfrentando una guerra abierta contra su integridad y la de su familia. En tiempos de Trump, la unidad es la táctica; la estrategia es la acción colectiva.

 

La consigna que llevó la Caravana contra el Miedo a lo largo de todo su recorrido fue “¡Cuando diga “Contra”, digan “Miedo”, Contra-Miedo, Contra-Miedo!

 

Ellas y ellos están parados en el medio del miedo esperando la irrupción de los orcos, pero ya no están solos, ya no están solas… Sólo así se equilibra la batalla, no hay otro camino.

 

En tiempos de orcos y otros demonios… #AgainstFear o no hay mañana.

 

Related posts

1 Comment

  1. Miguel Soriano López

    Por favor, quien escribió este artículo que vuelva a leer la gramática de la lengua Castellana, ya que ya que los artículos neutros están establecidos y justificados, sólo que un inepto presidente no sabía esa regla y muchos otros ineptos la usan sin apreciar lo maravilloso y claro de nuestra lengua. Ellas y ellos es absurdo puesto que ellos ese exactamente la referencia a todas las personas.

    Contestar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *