Nombra PGR a Ricardo Sánchez fiscal de delitos contra la libertad de expresión

Nombra PGR a Ricardo Sánchez fiscal de delitos contra la libertad de expresión

Nombra PGR a Ricardo Sánchez fiscal de delitos contra la libertad de expresión

Paola Atziri Paz

La Procuraduría General de la República (PGR) designó a Ricardo Sánchez Pérez del Pozo como el nuevo Fiscal Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), en medio de una crisis de violencia contra los periodistas en México.

Mediante un comunicado, la PGR informó que la decisión fue tomada por su titular, Raúl Cervantes Andrade, como parte de una reestructuración de la fiscalía dependiente de la Subprocuraduría de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad.

Ricardo Sánchez Pérez sustituirá a Ricardo Nájera Herrera, quien fue designado hace casi dos años por la exprocuradora Arely Gómez y quien mantuvo casi al 100 % la impunidad en casos de ataques contra la prensa. De acuerdo con la FEADLE, en seis años la comisión ha resuelto tan sólo tres casos de 800 carpetas de investigación abiertas. Además, según Leopoldo Maldonado, de Article 19, esta organización ha contabilizado 2020 agresiones en estos seis años.

Según información de la PGR, Sánchez Pérez es abogado por la Escuela Libre de Derecho y cuenta con estudios de Maestría en Derecho Internacional y Derechos Humanos por la Universidad de Northwestern en Chicago, Estados Unidos.

En el servicio público se desempeñó como director general de Atención y Seguimiento de Recomendaciones y Conciliaciones en Materia de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República (PGR), director general adjunto en la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación y asesor en materia de medios de comunicación en la misma institución.

Asimismo, ha tenido experiencia en el Poder Judicial de la Federación, en el Tribunal Penal Internacional de las Naciones Unidas para la ex-Yugoslavia, así como en el Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas del gobierno federal, y ha representado al Estado mexicano ante la Corte y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“En materia de procuración de justicia, ha sido responsable de la investigación y persecución de delitos relacionados con graves violaciones a derechos humanos, por lo que conoce a profundidad la situación actual de los riesgos relacionados con el ejercicio de la libertad de prensa en nuestro país”, se lee en el comunicado de la PGR.

Finalmente, la Procuraduría aseguró que revisará cada uno de los casos que actualmente se investigan y que la FEADLE mantendrá un contacto permanente con todas las organizaciones de la sociedad civil y de periodistas para generar el diálogo permanente y transparente con la ciudadanía, al igual que reforzará la coordinación con las autoridades de los tres niveles de gobierno.

La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión fue creada mediante un acuerdo en el 2010, la cual forma parte de la Procuraduría General de la República (PGR) y cuyo antecedente fue la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra Periodistas (FEADP) en 2006. Sin embargo, esta fiscalía no ha cumplido en la procuración de justicia, ya que de julio de 2010 a agosto de 2016 se han integrado 798 averiguaciones previas, mismas que han decantado en 101 consignaciones ante juez (12.65 %) y tan solo 3 sentencias condenatorias (0.25 %). Esto revela la incapacidad del Estado mexicano para combatir la impunidad, pues 98 % de los casos han quedado sin sentencia.

Related posts

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *