Empresas en EUA no podrán discriminar a integrantes de la comunidad LGBT

Empresas en EUA no podrán discriminar a integrantes de la comunidad LGBT

Empresas en EUA no podrán discriminar a integrantes de la comunidad LGBT

Paola Atziri Paz

Defensores de los derechos de los homosexuales aplaudieron este miércoles un fallo de la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito en Chicago que establece que los dueños de empresas no pueden discriminar a sus trabajadores por su orientación sexual.

La decisión tomada el martes amplió las protecciones de la Ley de Derechos Civiles de 1967 contra la discriminación de género para incluir a los empleados LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero) en el lugar de trabajo.

“Es una victoria monumental para la equidad en el lugar de trabajo”, celebró Sarah Warbelow, de Human Rights Campaign.

Por su parte, Greg Nevins, de Lambda Legal, afirmó que “envía un mensaje claro a los empleadores: es contra la ley discriminar en base a la orientación sexual”.

Esta acción se presenta luego de que en una corte de apelaciones de Atlanta se concluyó, hace tres semanas, que los trabajadores gays y lesbianas no están protegidos por leyes antidiscriminación.

La decisión final podría tomarla próximamente la dividida Corte Suprema de Estados Unidos, cuyo noveno integrante aún no ha sido nombrado, pues todavía está en debate la confirmación del candidato conservador del presidente Donald Trump al alto tribunal, Neil Gorsuch.

El fallo fue motivado por el caso de la profesora Kimberly Hively, quien demandó a su antiguo empleador, el Ivy Tech Community College de Indiana debido a que le negó prestaciones y finalmente la despidió porque es lesbiana. Ante esto, la corte concluyó que aunque el Congreso en un principio no tuvo la intención de incluir la orientación sexual en la Ley de Derechos Civiles, su prohibición contra la discriminación de género se extiende a las personas LGBT.

El juez Richard Posner dijo que la ampliación de las protecciones contra la discriminación se justifica porque la sociedad ahora considera la orientación sexual como una parte innata de una persona, tanto como el género. Sin embargo, en una opinión contraria, la jueza Diane Sykes dijo que los jueces no deberían reinterpretar el significado de una ley.

“Nuestro papel es dar efecto al texto promulgado, interpretando el lenguaje estatutario como una persona razonable lo habría entendido en el momento de la promulgación”, escribió Sykes, quien era una de las posibles candidatas de Trump a la Corte Suprema.

Neil Gorsuch, el candidato que  Trump nombró para el alto tribunal, es considerado un “originalista”, es decir, que se refiere al texto original de una ley tal como los legisladores lo pensaron al momento de su creación.

Con información de AFP

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *