Xahni, la muñeca que busca rescatar el idioma otomí

Xahni, la muñeca que busca rescatar el idioma otomí

Xahni, la muñeca que busca rescatar el idioma otomí

Por Ana Flores

Xahni es una muñeca de trapo con vestimenta otomí y un dispositivo electrónico que le permite reproducir frases en otomí y su traducción al español, lo cual ha generado gran interés a nivel nacional e internacional. Es el primer juguete del proyecto empresarial Yosoyoho, que tiene el propósito de incentivar el rescate del idioma otomí en el estado de Querétaro a través de la innovación, el diseño, la fabricación y la distribución de juguetes populares mexicanos.

El proyecto Yosoyoho es una iniciativa que surgió hace más de seis años a través  de un estudio social sobre comunidades indígenas en el municipio de Amealco de Bonfil, en Querétaro, realizado por los investigadores Laura Arciga Hernández, Julieta Aguirre Jiménez, José Alfredo Reyes Lugo y Román Sauza López, egresados de la carrera de Antropología en la Universidad Autónoma de Querétaro.

Además de la vestimenta típica y el dispositivo de frases, Xahni porta tenis, lo que algunos catalogarían como ofensivo pues no concuerda con la vestimenta característica de la cultura, sin embargo en las comunidades indígenas este tipo de zapatos son comunes debido a los largos trayectos a los que se enfrentan para llegar a sus destinos.

Los investigadores saben que uno de los principales problemas de las poblaciones indígenas es que están dejando de lado su lengua materna para sustituirla por el español y las tradiciones de contextos urbanos, de ahí que el nombre de la muñeca sea Xahni, que significa “transmitir conocimiento” en otomí.

El plan de Yosoyoho es mostrar que la cultura es cambiante y con esto borrar los estigmas sociales que algunos grupos urbanos han generado sobre las comunidades indígenas.

La producción de Xahni es un trabajo colaborativo de 30 personas, entre hombres, mujeres, jóvenes y niños, quienes han logrado detonar una actividad económica que les beneficia.

El dispositivo de la muñeca tiene tres circuitos, diseñados para familias, niños y turistas, los cuales cuentan con saludos, animales, colores, alimentos típicos, expresiones características de sus festividades y frases que invitan a visitar las comunidades otomíes cercanas al estado de Querétaro. Se trabaja en un cuarto circuito con frases como: “Te quiero mucho, mamá” y “Gracias por estar conmigo”.

“Yosoyoho” sabe que cada año desaparecen 25 lenguas indígenas en el mundo y el otomí corre el mismo riesgo de ser olvidado, por lo que el proyecto no se cierra ante un posible proceso de industrialización de los juguetes artesanales.

Related posts

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *